Suburbanos

Just another WordPress.com weblog

Del libro-objeto al Hipertexto…

Desde su surgimiento, evolución y aceptación por parte de las masas, los medios de comunicación se convirtieron en la base organizativa de muchas ciudades, ya que modelizaron la vida de las personas y por consiguiente produjeron importantes cambios sociales.

Los libros que existían en  Siglo XV eran realizados por escribas producidos a mano, en grandes salones donde cada producción era supervisada cuidadosamente por una persona con mayor poder designado por la monarquía. Y de esta manera se trataba de mantener el poder y el dominio sobre los que producían el libro y sobre aquellas personas que lo iban a leer.

Debemos destacar que hubo un antes y un después a partir de la invención de Gutenberg: la imprenta. Esta se constituiría rápidamente en un mecanismo propicio para la producción a gran escala de escritos. Paradójicamente, el primer libro impreso fue La Biblia en latín. Esto da cuenta del poder que tenia la religión en esos momentos.

La invención de la imprenta trajo aparejado profundos cambios en la sociedad: el creciente numero de escritos y con ello el aumento de lectores, que amplio el campo de conocimiento con una transformación en el modo de pensar y obrar, acrecentándose el número de relaciones socioculturales.

El desarrollo de nuevas ideas produjo temor en la monarquía, que reacciono ante la “amenaza” que representaba la palabra impresa. La censura fue un mecanismo por el cual se prohibieron ciertos escritos, se quemaron libros y se incautaron todos aquellos textos considerados herejes. Para poseer una prensa, el “poder” otorgaba permisos limitados a quienes cumplían con ciertos requisitos.

Una vez que el libro-objeto empieza a ser manejado y utilizado por las personas se establece como un bien común en la sociedad. El libro como portador de conocimiento disciplino a las masas dando origen al surgimiento de nuevas instituciones. Las escuelas se convirtieron en centro de alfabetización, dando origen a la creación de nuevas profesiones. Evolucionaron como resultado de la revolución de la imprenta; El escritor, el periodista, el editor, el bibliotecario, etc. Con el libro se paso de la tradición oral a la tradición escrita, con la publicación de carácter histórico se obtuvieron mejores registros del pasado.

Toda esta revolución que partió con la invención de la imprenta, es claramente comparable con la revolución tecnológica que se esta viviendo desde el siglo pasado. Ni bien comenzada la era digital, empezó a dar fin a la recién empezada era del libro. Actualmente, varios teólogos analizan la posible desaparición del libro-objeto.

Esto se da porque en el presente ya se esta viendo como varios artículos son sustituidos por otros con las características de ser mas novedoso por las facilidades que lo acompañan.

Para empezar el cuestionamiento podemos optar por considerar al pasado como simple y al futuro como complejo, partiendo de ahí se ah visto que la sociedad siempre ah optado por complejisar sus actos, en este caso se ah visto una tendencia en la cual la gente a recurrido a explorar datos en computadoras a dar la vuelta de las paginas de los libros.

El cambio no se realiza siempre de este modo debido a que hay dos polos que hacen que el reemplazo de una cosa por la otra sea imposible. La primera “sustitución” y la segunda “liberación”. La primera trata acerca de la posmodernidad, mientras que la liberación no tiene afines con el movimiento, eh ahí un detenimiento para el cambio aunque ambas evoquen a lo mismo. “Sustitución” hace referencia a los cambios tecnológicos y “liberación” al experimentar con los nuevos objetos.

Según los autores, la eliminación de los textos se hace mediante el cambio en generacional porque los individuos se van acoplando a los sustitutos de la materia original.

Con la llegada de Internet, podemos considerar el famoso debate del libro-objeto versus Hipertexto, ya que ante la facilidad de encontrar los matutinos con solo clickear en la Web, o encontrar libros en alguna biblioteca virtual, nos danos cuenta de la comodidad que nos proporciona el ciberespacio, al tener toda la información al alcance de la mano y sin salir de nuestras casas, o al acortar los tiempos de búsqueda en el intento de naufragar en extensos libros solo para encontrar algún párrafo en particular.

A pesar de los beneficios que trae esta revolución, podemos ver que no se hace el desprendimiento de las imprentas, porque estas establecen una comunión con el medio digital, fusionándose y encontrando su total complementación entre si. El medio digital se vale de las informaciones factibles que brinda el objeto impreso, mientras que el texto en papel se ve beneficiado por lo digital en el sentido de que al estar incluido en la Web, queda al alcance de miles de millones de personas, acortando tiempos, distancia y posibilidades de alcance a textos fuera del mercado impreso tradicional. Por contraste, la tecnología de la información se caracteriza a menudo en términos del texto circulante pero no de la producción.

En conclusión, llegamos al  punto de que ambos medios pueden convivir sin que eso implique la desaparición de uno por la supremacía del otro. Existen dos corrientes de pensamiento, una que avala la existencia y perdurabilidad del libro como fuente de conocimiento; en oposición están aquellos que hallan en el medio digital una fuente de información mas practica, masiva y accesible.

 

Integrantes:

 

·    Ale, Nuri Mariana

·   Barros, Erika

·    Fiqueni, María Carla

·    Flores, Mario Ernesto

·    Guantay Lagoria, Claudio

·    Noyman, Sofía

junio 4, 2008 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario